Los cambios ambientales que durante las últimas décadas han ocurrido en la Laguna de Chapala han repercutido en el estilo de vida de aquellas localidades ribereñas. La cultura y la economía se transforma y de lo que era antes sólo queda el recuerdo

Extraído del libro “Recuperación e importancia de la cultura de la pesca y los pescadores del Lago de Chapala“. Del Capítulo III “La ribera de Chapala y Jocotepec: pesca escasa y oficios emergentes” por Iván Serrano Jauregui

Justo donde inicia una montaña y un lago en el que veneros de agua hirviendo desembocan, está la localidad de San Juan Cosalá, nombre dado en honor al personaje bíblico Juan El Bautista aunado al recuerdo del origen indígena que proviene de las tribus cutzalan. Aquí, en un punto que se vuelve turístico por excelencia gracias a sus termas, se trazan dos vialidades que estrechan la distribución demográfica de oriente a poniente: la carretera Chapala – Jocotepec al norte y la calle De La Paz al sur. Ésta última es testigo cotidiano del transitar de las carretillas que llevan el pescado de la playa a un numerosos hogares que se hallan en las calles y callejones que interceptan a esta pequeña avenida adoquinada.

En el barrio ubicado al lado oeste de los famosos hoteles balnearios, los que se dedican a la pesca conocen a Ramón García Rentería, tiene 64 años de edad y alrededor de 30 ejerciendo la pesca en la zona del lago de Chapala que corresponde a Jocotepec; un hombre que domina los conocimientos de los avíos y además representante del gremio en la localidad.

'Barado' Por Iván Serrano Jauregui.

‘Barado’ Por Iván Serrano Jauregui.

Es medio día y a partir de ese momento Ramón se convierte en el cuidador de una casa de campo que se encuentra frente a la playa. Se da el tiempo de salir a la esquina que da a la Avenida La Paz para sentarse en una roca y ver cómo corre un riachuelo que va de bajada por la calle que lleva a la playa. El tiempo va de prisa y cuando termine la encomienda por la que le pagarán, regresará a casa para dedicarse a lo que ha sabido hacer por mucho tiempo: crear las redes con los anzuelos para al día siguiente ir a la laguna por el pescado entre seis y nueve de la mañana.

Su lancha es de fibra de vidrio, muy diferente a las de antes que eran de madera, jamás se imaginó que algún día serían de ese material y mucho menos pensó que algún día sería necesario realizar algún tipo de trabajo extra para poderse desahogar económicamente.

“Antes se pescaba el charal, el pescado blanco, el bagre y la carpa amarilla, ahora sólo se encuentra tilapia y carpa. Hoy la pesca ya no es la mejor opción, pese a que se sigue vendiendo en el pueblo y a un comprador que lo lleva a otras partes”.

Ese es el juicio que el hombre tiene tras las décadas que ha visto el desarrollo de la pesca en Jocotepec; él recuerda cuando su padre pescaba con chinchorros durante la década de los 50, mismos que a él también le tocó utilizarlos.

'Barrio de pescadores' Por Iván Serrano Jauregui, San Juan Cosalá. Julio 2014.

‘Barrio de pescadores’ Por Iván Serrano Jauregui, San Juan Cosalá. Julio 2014.

Una pequeña guerra ganada

“Sin embargo ahorita, la situación de la pesca ya no es tan crítica como la de hace dos años atrás”, menciona Ramón, quien con voz firme habla de un conflicto que los pescadores de San Juan Cosalá padecieron.

Una de las mayores amenazas que él vivió fue el establecimiento de pescadores originarios de otros municipios arribaron al cuerpo de agua, éstos utilizaban avíos con tamaños muy pequeños que se llevaban el pescado chico (las llaman “mangueadoras”, mismas que ahora ya están prohibidas), más que pensar que se robaban el producto, lo que hacían era provocar un daño ecológico grave, pues si no se dejaba crecer a los peces, no habría reproducción y sucedería lo mismo que ocurrió por el abuso en el uso del chinchorro.

“No estaban respetando la norma de tres y medias pulgadas de tamaño en el cuadro de la red que la autoridad establece. No fue hasta que La Unión de Pescadores de San Juan Cosalá se organizó que pudimos echar a estos pescadores”.

Ramón sabe que esa amenaza pudo controlarse por tratarsecon organización y conocimiento de lo que hacían; sin embargo, los problemas por los que actualmente pasa el lago requieren estrictamente la voluntad política de quienes gobiernan; las poblaciones de Jocotepec y de toda la ribera del lago piden a las autoridades que se proteja a Chapala y que la Zona Metropolitana de Guadalajara deje de extraerle tanta agua.

'Burrito de San Juan' Por Iván Serrano Jauregui, Playa de San Juan Cosalá, Junio 2014.

‘Burrito de San Juan’ Por Iván Serrano Jauregui, Playa de San Juan Cosalá, Junio 2014.

—-

Texto extraído del libro “Recuperación e importancia de la cultura de la pesca y los pescadores del Lago de Chapala“. Del Capítulo III La ribera de Chapala y Jocotepec: pesca escasa y oficios emergentes escrito por Iván Serrano Jauregui.

—-

Historias de la laguna

Donato Morando habita en la localidad de Ajijic en el municipio de Chapala; él recuerda los días en que pescar en la laguna era una actividad que abonaba de experiencia, historias y estabilidad.

Voces: Juan José Ríos (Adaptación de la anécdota), Iván Serrano Jauregui (Iván Serrano Jauregui).
Producción e información: Iván Serrano Jauregui.

Amantoli | Voces creadoras

Comments

Comentarios