El abastecimiento de agua es escencial para la conformación de cualquier localidad en el mundo, en Ayotlán, Jalisco, existe un oasis que da vida a este valle

El nombre Ayotlán proviene del náhuatl que significa calabaza o ‘corazón de agua’. La fundación de este sitio fue en el año 620 cuando tribus aztecas se establecieron ahí gracias a la abundancia del mineral.

Ayotlán es un municipio ubicado al oriente de la Región Ciénega del estado de Jalisco que debe su nombre a los ojos de agua que forman manantiales y que gracias a ellos, dan vida a frondosos y altos árboles; todo éstos se concentran en el oasis conocido como la Ciénega de Tlaxcala, el denominado ‘pulmón de los ayotlenses’.

Este oasis es un parque regional en donde las familias pueden disfrutar de forma gratuita de días de campos entre los canales de agua nacida y su abundante y extensa vegetación. En el se encuentran fauna acuatica, aves, roedores y distintas especies de árboles, arbustos y otras plantas.

cic3a9nega-980 (1)

Fotografía por Gobierno de Ayotlán.

Fotografía por Gobierno de Ayotlán.

Acción universitaria

Antes las amenazas ecocídicas que atentan contra este espacio natural, jóvenes ayotlenses de la Universidad de Guadalajara han creado campañas de concientización y de búsqueda de recursos para su preservación. Acá un videoblog sobre una campaña realizada en octubre del 2014 ante el problema de termitas que aquejan a los árboles de la Ciénega.

Comments

Comentarios